Obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero.